Creer en uno mismo es un aspecto muy importante a tener en cuenta para sentirse bien. Al fin y al cabo, al irradiar seguridad, ¡irradias belleza! Sin embargo, todas tenemos nuestros métodos o nuestros secretos de belleza.

Para lucir bien no se necesita lo más costoso, ni lo más complicado, ni lo más doloroso. Los expertos sostienen que la mayoría de nosotras sólo debemos prestar atención a algunos trucos de belleza básicos que nos pueden ayudar a lucir y sentirnos bien sin gastar mucho tiempo o dinero.  

Consejo #1: Nunca subestimes el poder de las cremas hidratantes

No importa si tu piel es seca, normal, o grasosa. No tienes que invertir en muchas cremas, con un sólo producto que sea bueno puedes tener una piel de ensueño. A veces lo único que necesitas es una buena crema hidratante y un limpiador suave para quitarle años a tu cara. Cuando la piel está seca, cada arruga se acentúa, echándole años encima a la piel.
Si estás en tus 20 o 30 años, dicen los médicos, las cremas hidratantes te darán la protección que necesitas para prevenir el envejecimiento prematuro.


Pero entonces, ¿qué es una ‘buena’ crema hidratante para ti? Es un producto que añade humedad y sella la que ha logrado, permitiendo a la piel producir más humedad. Lo que necesitas es ver qué crema debes escoger según las necesidades individuales de tu piel.


Si la piel va de normal a seca, busca cremas hidratantes que contengan ácidos alfa hidróxidos. Si la piel es muy seca, se sugieren productos que utilicen una tecnología llamada emulsión vesicular. Si la piel es grasosa, busca una crema hidratante suave y ligera. La grasa no es humedad; así tengas exceso de grasa aún necesitas humectarte.

Consejo #2: El protector solar es el mejor producto antienvejecimiento


Antes de gastar la mitad del sueldo en cremas anti-envejecimiento, ponte protector solar. Todos sabemos que el protector solar reduce el riesgo de cáncer de piel, pero ¿también sabes que es un secreto asombroso de belleza que ayuda a mantener una piel joven? Las personas que se exponen mucho al sol se arrugan mucho antes de su tiempo.


Sin la protección del filtro solar, si expones tu piel (aunque sea sólo por un par de minutos) todos los días al sol (y no necesariamente a un día soleado, pues los rayos UV atraviesan esas nubes grises), en poco tiempo verás cambios notables en la piel. No sólo van a aparecer más arrugas y líneas, sino también manchas y venitas. La piel se vuelve áspera y floja, todo gracias al sol. Aconsejamos elegir un protector solar con SPF 15 o más. Aplica cada hora o dos, y usa el protector solar regular antes de ponerte el maquillaje.

 

Consejo #3: Elige tu limpiador con prudencia


Si lo que usas diariamente para limpiarte la cara es agua y jabón, puedes ir reconsiderando tu estrategia de limpieza. Los dermatólogos dicen que uno de los mejores consejos de belleza es utilizar un limpiador suave y utilizarlo con moderación.

Lavarte la cara con demasiada frecuencia - más de dos veces al día - puede hacer que dañes la barrera lipídica natural, la cual es el manto protector que mantiene tu piel lubricada para que luzca y se sienta saludable. Una vez que la protección se pierde y la barrera de impermeabilidad se interrumpe, la piel se vuelve seca. Esto, además de hacerte lucir vieja, puede producir picazón, ardor y escozor. Lava tu piel no más de dos veces al día y elige tu limpiador sabiamente.

 

Consejo #4: Utiliza las herramientas adecuadas para el trabajo adecuado


Puedes tener sombras de ojos marca Dior, base Lycogel, bronceador Perricone y delineador Revitalash. Sin embargo, si no tienes las herramientas adecuadas de aplicación, los beneficios de estos productos se perderán. 


Los cepillos y las brochas deben ser suaves, pero también tener sustancias para que los productos se puedan distribuir a lo largo de la superficie de tu piel. Si mojas un pincel en la sombra o rubor y el color se cae antes de llegar a tu cara, este es un pincel malo, dicen los expertos. Si vas a invertir en buenos productos, elige buenas herramientas de maquillaje. Sólo tienes que hacerlo una vez ;)

 

Consejo #5: Tratamiento para el pelo y maquillaje cada 2 años


Si te encuentras a una vieja amiga y te dice que tu look parece como el de esa vieja foto que os tomasteis, ¡corre, corre hacia el salón de belleza más cercano! Idealmente, tu imagen (incluyendo cabello y maquillaje) debe renovarse al menos cada dos años, para mantener un aspecto moderno y verte más joven.

Además, el cuidado del cabello es igual de importante que el cuidado de la piel. Y mucho más ¡si tienes el pelo fino y quebradizo! Si es así, no te preocupes: ReGenesis es la línea ideal para ti. 

Si ha pasado un tiempo largo desde que has tenido un cambio, aprovecha y vete a tu peluquería y tienda de belleza y no tengas miedo de pedir ayuda. Acuérdate, ¡es una vez cada dos años!