Una gala benéfica que consiguió un sueño común: aunar esfuerzos en la en el Día Mundial en la lucha contra el cáncer.  Los arcos flotantes y la antiquísima cubierta de las Reales Atarazanas (Drassanes) de Barcelona sirvieron como escenario solemne para la celebración de '1 Noche solidaria, 365 días de investigación' en su cuarta edición que recaudó más de 200.000 euros íntegramente dedicados a la investigación oncológica.

Cada año da un paso más hacia adelante y en esta cuarta edición no iba a ser menos.  La solidaria convocatoria reunió a más de 400 personas del ámbito político, empresarial y civil. Entre las personalidades destacadas del ámbito institucional destacaron la comisionada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Gemma Tarafa, y el director del Servicio Catalán de la Salud (SCS), David Elvira.

Como cada año, los responsables de Pure Skin Care, Raquel y Matías, acudieron a la gala para dejar patente el apoyo que realizan desinteresadamente por la investigación del cáncer desde su empresa distribuidora de marcas exclusivas de cosmecéutica desde donde dedican a la asociación una pequeña aportación de cada venta de producto.

Falta de legislación de mecenazgo como la de EEUU

Durante la gala, el presidente de la Aecc-Cataluña contra el Cáncer, Juli de Miquel, aprovechó para solicitar una reivindicación al recién estrenado Gobierno de la Generalitat  a quien requirió ‘una ley de mecenazgo’ que permita la participación de las empresas privadas en la búsqueda de un remedio eficaz en el campo de la cancerología.

Esta denuncia pública de la Aecc-Cataluña sobre la falta de acondicionamiento de los medios legales  en las concesiones filantrópicas privadas  en España coincide en formas y fondo con la reciente declaración del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien confirmó una partida de 755 millones de dólares destinada a la investigación sobre el cáncer.

Avances en mitad de tiempo

Con esta iniciativa sólo equiparable en números con la inversión en el viaje a la Luna, Obama y su gobierno tratan de unir sinergias entre los centros de investigación, los diferentes gobiernos y los filántropos: “Ha sido a niveles sin precedentes de cooperación", según explicó el propio vicepresidente Joe Biden, cuyo esfuerzo augura que duplicará el ritmo actual. En sus propias palabras “hacer en cinco años los avances que haríamos en una década".

Aquí en la gala, De Miquel afirmó esta falta de cooperación económica y fiscal que se convierte en "un freno para la inversión privada". El propio De Miquel sugirió que "gracias a la investigación oncológica, la supervivencia en cáncer se ha incrementado un 20 % los últimos 20 años".