Ya seréis muchos y muchas las que habréis oído hablar sobre el contouring: esta técnica, no tan nueva, es la que ha revolucionado el mundo del maquillaje en los últimos años y que empezó a causar furor gracias a Kim Kardashian , entre otras celebrities. Aunque casi todo el mundo la conoce, no todos se atreven a probarla, o algunos lo hacen y no consiguen el efecto deseado. Hoy te enseñamos a llevarla a la práctica y lograr un aspecto natural.

Contouring Foto by Beauty Blog

foto: Beauty Blog

El contouring se basa en el juego de sombras y luces: a través de los diferentes puntos clave, puedes conseguir esculpir tu rostro y remarcar tus facciones para disimular aquello que menos te gusta de tu tez, ya sea la nariz, los pómulos, la redondez del rostro, etc. El objetivo es pues, conseguir que tu morfología luzca perfecta iluminando algunas zonas y bronceando otras, para potenciar los rasgos.

Contouring = correcciones

El contoruing puede llegar a inventar algunos rasgos, pero tampoco logra inventarse la realidad. Tu rostro es como es, y únicamente se puede corregir para realzar cada óvalo, pómulo y la nariz.

Un contouring para cada tipo de rostro

Las correcciones que apliquemos serán distintas dependiendo del tipo de rostro que tengas: hay que diferenciar entre una cara ovalada, redonda o cuadrada. El rostro más difícil para el contouring será siempre el redondo, porque es en el que deberemos esculpir más las facciones. En cambio, el ovalado es el óptimo: la forma perfecta para iluminar y sombrear.

Contouring Foto by Revista Women

foto: Women Revista

De noche, y de día

El contouring es un tipo de maquillado potente, por lo que es preferible usarlo de noche, para ocasiones especiales. Aun así, si eliges los tonos y los productos adecuados, puedes conseguir un efecto natural para llevar a diario, mostrando una piel lisa como la seda y sin excesos de maquillaje. Para lograr un tono más saludable, opta por algún acabado brillante, no opaco.

La técnica al natural

Nosotros somos fans del maquillaje natural, que no camufle la belleza real de la persona y que deje respirar la piel y lucirla tal y como es: si tienes una piel cuidada, no hace falta usar mucho maquillaje. Por eso, os vamos a enseñar un contouring muy sutil, con los productos de la gama No Makeup Skincare de Perricone MD.

Paso a paso

  1. 1. Limpia tu rostro con la limpiadora que suelas usar y seca la piel.
  2. 2. Hidrata tu piel, mejor si es con Vitamina C y protector solar como la Photo Plasma.
  3. 3. Aplica la capa de maquillaje para unificar el tono del rostro: usa No Foundation Foundation para un resultado más luminoso y jugoso, o No Foundation Foundation Serum si te gustan los acabados más mate. Los dos, además de cubrir, son un tratamiento antiedad que afina la apariencia de poros y arrugas.
  4. 4. Ahora es el turno del corrector de ojos: Usa No Concealer Concealer en el párpado superior e inferior, sin llegar a sobrepasar el contorno de los ojos.
  5. 5. Ya puedes empezar con el contouring: usarmeos No Bronzer Bronzer para sombrear y resaltar facciones. Dependiendo de la forma de tu rostro, deberás aplicarlo en una zona u otra: lo básico es aplicarla debajo de los pómulos, a los lados de las sienes, en la zona de la papada y los laterales de la nariz si es que la tienes muy ancha.
  6. 6. Por último, dale un toque de luz a la tez con No Highlighter Highlighter sobre las mejillas, que además de contiene Vitamina C Ester para acentuar el contorno.

No Makeup Skincare Beauty Geek UK

foto: Beauty Geek UK