Con el paso del tiempo, los signos del envejecimiento se hacen más evidentes, sobretodo las manchas en la piel o las temidas arrugas en la frente y el contorno de ojos. Una de las opciones recurrentes es la inyecta de bótox.

En dermatología estética, hasta hace pocos años sólo se usaba esta técnica para mejorar el aspecto del entrecejo y las patas de gallo. Pero, en la actualidad, también se utiliza para suavizar la proyección de la punta nasal, corregir una barbilla prominente, las líneas de amargura que surgen de las comisuras bucales o las arrugas alrededor de la boca.

El doctor Jiménez Alonso del centro Albir Medical, situado en Albir, Benidorm, nos cuenta más sobre esta práctica: “Todos los clientes que se inyectan bótox, dejan de verse las arrugas en la frente o el entrecejo y siempre tienen dos arruguitas debajo de las cejas o de los ojos que no les gustan.” Para solucionar este problema, el doctor recomienda complementar la inyecta de bótox con deCURE, porque “el bótox quita las arrugas más evidentes, y ZERO o 1337 de deCURE, las arrugas que no puede inyectar.”

Pero no sólo nos podemos encontrar con arrugas en el rostro difíciles de alisar, sino también en el contorno de los labios. “El LIP5 da muy buen resultado aplicado sólo dentro de la mucosa. Cuanto más se humedezcan los labios, más volumen consiguen, por su textura aceite, alisa los labios agrietados o pelados”.

 

El doctor Jiménez  y Jorge Devesa Pérez, director del centro, nos cuentan que es un producto muy goloso ya que llama mucho la atención en el mostrador, ideal para “los clientes que son de paso y buscan cosas con efecto inmediato”. Incluso hay centros de estética que lo utilizan para finalizar todos los protocolos en cabina, ofreciendo resultados espectaculares que les diferencian en cuanto a efectividad en sus tratamientos del resto de centros.

Lo mismo pasa con LYCOGEL, el maquillaje transpirable que cubre perfectamente las imperfecciones de la piel. “Este tipo de centros que hacen tratamientos muy abrasivos con TCA, Láser FRAXEL, etc… o sólo para evitar los hematomas en tratamientos PRP, por ejemplo, dónde la piel queda dañada y expuesta, funciona muy bien tanto LYCOGEL Camouflage como LYCOGEL Tint, dado que pueden reincorporarse a su vida normal inmediatamente después del tratamiento, además reduce el tiempo de regeneración con el LYCO COMPLEX, evitando así los inconvenientes del post-procedimiento.”