Correr, nadar, saltar…el deporte nos hace más felices. Y no es un simple refrán, es una realidad científicamente comprobada. Las culpables de esto son las endorfinas, unas pequeñas proteínas descubiertas en 1975 y que estimulan los centros de placer en el cerebro.

Realizar ejercicio físico de forma regular nos produce la secreción de estas endorfinas, de estos neurotransmisores estimuladores, y es por este motivo que al terminar el deporte nuestro cuerpo y cerebro se siente más animado, eufórico y aliviado: la solución a los pequeños problemas de la vida.

¿Pero qué pereza, no?

Quien no está acostumbrado a practicar deporte lo tiene más difícil. Al principio cuesta habituarse, y parece más placentero invertir el tiempo en otra actividad. Si sólo pruebas de salir a correr una vez, tu cuerpo se sentirá cansado pero no llegarás a percibir ese estado de bienestar y placer. Si superas las primeras semanas con éxito, y llevas la práctica a una rutina, practicar el ejercicio de forma habitual creará esa sensación de felicidad en ti.

Adapta el ejercico a tu cuerpo

Hay infinidad de deportes posibles y todos son aptos para cumplir con la primicia de la felicidad. Natación, fútbol, Tennis, baloncesto, zumba, Body Combat, Yoga o Running…estos son algunos de los muchos tipos de ejercicio que puedes practicar, dependiendo de tu edad y tu capacidad física, así como de tus propios gustos. Encuentra el que te guste más o se adapte más a tus condiciones y realízalo de forma constante. Ya verás como pronto, te engancharás al deporte y será tu momento de terapia semanal . Aumentará tu autoestima, tu capacidad social y reducirán tus niveles de estrés.

Cambiar para quemar más calorías

Si tu objetivo es mejorar tu condición física, bajar de peso o quemar más calorías, la clave está en no acostumbrar al cuerpo. Es importante pues, no acomodarse en ningún deporte concreto sino ir variando de actividad, ya que así tu cuerpo no tendrá tiempo de adaptarse al estímulo que recibe y el esfuerzo será mayor.

 

Ya sabes, apúntate a mover el cuerpo y serás más feliz.