Ácido hialurónico. Estamos seguros de que a estas alturas habrás oído hablar una infinidad de veces de este principio activo, ¿pero sabes exactamente de qué se trata, para qué sirve y lo que produce?

Para empezar, el ácido hialurónico es un polisacárido natural que se encuentra dentro de nuestro cuerpo. Sabemos lo que estás pensando: ¿qué es un polisacárido?

Estas moléculas en forma de cadena dentro del cuerpo juegan un papel enorme para mantener tu piel hidratada, ayudando en última instancia a combatir la apariencia de los signos más visibles del envejecimiento, tales como líneas finas, arrugas y la pérdida de luminosidad.

Aquí es donde llegamos a la parte divertida.

Nacemos con niveles naturalmente altos de ácido hialurónico dentro de nuestro cuerpo. Este potente y pequeño compuesto ayuda a mantener la piel flexible y juvenil, conserva la humedad de la piel, apoya el colágeno y la elastina, promueve la regeneración celular de la piel y mucho más. Pero si el ácido hialurónico se produce naturalmente dentro de nuestros cuerpos, ¿por qué lo necesitamos en el cuidado de la piel?

Desafortunadamente, nuestros niveles de ácido hialurónico disminuyen con el tiempo. A medida que estos niveles disminuyen -más significativamente después de los 40 años- se pierde la luminosidad, estructura y volumen de nuestra piel. ¿El resultado? Piel arrugada y doblada que se vuelve más pronunciada con el tiempo.

Mientras que nunca podrás restaurar completamente los niveles originales de ácido hialurónico con los que naciste, todavía puedes ayudar a reponer la humedad de tu piel a través del uso del cuidado de la piel tópica que contiene este potente ingrediente humectante (o, de un modo más simple, la retención de humedad).

Introduce Hyalo Plasma de Perricone. Esta crema hidratante intensiva viene en una refrescante textura de suero en gel, ayudando a hidratar la piel deshidratada y minimizar el aspecto de líneas finas, arrugas, pérdida de volumen, pérdida de flexibilidad y apariencia pálida. Si estás buscando una humedad más profunda, más intensa de lo que una crema puede proporcionar y quieres revivir la apariencia juvenil de la piel, Hyalo Plasma es un indispensable en tu arsenal del cuidado de la piel.

Y dado que tres es casi siempre mejor que uno, Hyalo Plasma aprovecha la potencia de las tres formas diferentes de ácido hialurónico, cada una con un peso molecular diferente para mejorar la hidratación:

• El ácido microhialurónico ayuda a la piel a mejorar el volumen y la flexibilidad

• El ácido hialurónico reticulado proporciona hidratación continua para reducir la aparición de líneas finas y arrugas

• Barrera de ácido hialurónico suaviza la apariencia de la superficie de la piel, sella la humedad y crea una barrera protectora para evitar la pérdida de humedad

Tres veces ácido hialurónico, tres motivos para añadir Hyalo Plasma a tu rutina de cuidado de la piel.