El frío ha llegado de golpe para quedarse, y con este cambio de temperatura tan brusco no sólo sufre nuestra piel y nuestro cabello: también nuestro sistema inmune. De hecho, esta es una de las causas por las que muchos de nosotros enfermamos en esta época de lluvias y temperaturas extremas, con las que ya no sabes qué ponerte o qué dejarte de poner. Así pues, hoy queremos ayudaros a tener las pilas bien cargadas, la energía a tope y el cuerpo fuerte y sano. ¿Cómo? Sabiendo qué comer en otoño para poder hacerle frente al frío.

Para empezar, es importante consumir alimentos de temporada. ¿Por qué? Porque la naturaleza es sabia, y si nos da naranjas, manzanas, melocotones y kiwis es porque sabe que toca comerlos: necesitamos esta dosis de vitamina C extra para combatir los cambios de temperatura y recargar nuestras defensas. Además, consumir alimentos de proximidad y de temporada es clave para el mantenimiento de una agricultura sostenible y la protección del medioambiente. Así pues, a partir de esta premisa, hemos seleccionado 10 ingredientes que no deben faltar en tu despensa, y te contamos el por qué:


1. Pescado azul: Aparte del salmón y el samonete, aquí tenemos sardinas y caballas, riquísimas en omega3 y riquísimas de sabor. Sus grasas saludables nos protegen de problemas cardiovasculares y apoyan nuestro sistema inmunológico.
2. Frutos secos: las nueces, almendras, pistachos e incluso las castañas, son alimentos ricos en fibras, proteínas, y una gran cantidad de antioxidantes y vitaminas que protegen nuestro organismo de radicales libres y nos aportan energía para todo el día.
3. Boniato: el sustituto de la patata es de color naranja, sabe mejor, y tiene muchos más nutrientes. El boniato es rico en betacarotenos, vitamina A y Vitamina B9, que hace aumentar el sistema inmune. Además depura el hígado y es fácil de digerir.
4. Setas: deliciosas, nutritivas y con pocas calorías. Las setas son ricas en antioxidantes, minerales y vitaminas. Además contienen beta-glucanos, una fibra que disminyte el riesgo de obesidad.
5. Manzanas: una manzana al día te da la vida. Bloquea la absorción del colesterol, protege de la inflamación, y es antioxidante.
6. Naranjas: ricas en vitamina C y flavonoides, que ayudan a prevenir el cáncer, el asma y la osteoporosis. Además hidratan gracias a su contenido en agua.
7. Peras: su sabor en esta época del año es inconfundible, y sólo por eso ya deberías consumirlas. Ricas en fibra y vitamina C, son un snack de media tarde perfecto.
8. Calabaza: no hay nada mejor que una crema de calabaza para cenar. Cabe destacar su contenido en Omega 3 y Vitamina A.
9. Coliflor: También una fuente de vitamina C y grandes propiedades anticancerígenas. Reduce el colesterol, y está riquísima cocida o al vapor.
10. Espinacas: con mucha fibra y vitamina C, destaca su aporte de calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso y fósforo. También es una buena fuente de ácidos grasos Omega-3.