Aunque haga más calor que en agosto, las vacaciones ya han terminado y es el momento de pensar en cómo nos hemos portado. No sólo hablamos de la alimentación, sino también de todos los actos que han podido dañar nuestra piel.

Como ya sabréis, el sol provoca un gran daño oxidativo en la piel, y si no lo hemos apartao de ella estos meses es el momento de revertir estos daños y mimarla un poco. Una buena firma de hacerlo es cuidando la alimentación, que juega un papel muy importante a la hora de reparar y bloquear los radicales libres para que nuestras células cutáneas se enfortezcan y revitalicen. Hoy te hablaremos de los alimentos que no pueden faltar en tu dieta este mes.

  1. Frutos secos: grandes portadores de vitamina E, un gran antioxidante que bloquea los radicales libres, además de Omega 3 y ácidos grasos esenciales. Un puñado de ellos cada mañana dará sus resultados
  2. Aceite de oliva: también destaca por sus propiedades antioxidantes y es el rei de la dieta mediterránea. No lo consumas caliente ni frito, sino en crudo, que es donde encontramos todos sus nutrientes. Además lucha contra el colesterol, y el envejecimiento prematuro, y evita la acción de los radicales libres,
  3. Cúrcuma: una especie proveniente de la India y usada para el Curry con grandes beneficios para el cuerpo, la salud y la piel. La cúrcuma desinflama la piel, contiene propiedades antisépticas y antibacterianas y regula la producción de sebo. Puedes consumirla o incluso aplicarla de forma tópica
  4. Hortalizas de color naranja: porque, como ya sabréis, contienen una gran cantidad de betacaroteno, una vitamina con el poder de reparar la membrana celular, protegernos de los daños UVA y frenar los radicales ibres gracias a su poder antioxidante.
  5. Frutos rojos: deliciosos, nutritivos y saludables. Son capaces de prolongar el bronceado y contienen una gran cantidad de Vitamina C, fotoquímicos, flavonoides y antocianos
  1. Tomate: conocido desde siempre por ser un gran antioxidante, hidrata nuestra piel de dentro hacia fuera. Además también contiene muchas vitaminas y fibra.
  2. Jengibre: como todo lo picante, ayuda a acelerar el metabolismo y mejora nuestras digestiones. Es un gran antiséptico natural y antiinflamatorio. Además, alivia las náuseas, las migrañas y el estrés.
  3. La  lechuga: una ensalada al día es perfecto porque puedes incluir muchos de los alimentos anteriores, pero además, la misma lechuga favorece la función renal gracias a su alto contenido en agua y fibra y se considera un gran desintoxicante.
  4. Ajo negro: mcuho más beneficioso que el ajo blanco de toda la vida, es uno de los mejores antibióticos naturales jamás descubiertos. Tiene grande poderes antioxidantes, ayuda a reforzar el sistema inmunitario y nos ayuda a depurar con sus propiedades diuréticas.