En Pureskincare nos hemos mal acostumbrado,  muchas veces, a dirigirnos sólo a las mujeres para hablaros de cómo cuidar de la salud y vuestra piel. Pero, ¡es que los hombres también deben cuidarse! Y por suerte, ya son cada vez más los que lo hacen, ya sea con una buena alimentación, una rutina de ejercicios, o incluso tratamientos spa.

Eso sí, sabemos que aún queda mucho camino por trazar y para haceros entender a vosotros, hombres, que vuestra piel también envejece y el paso de los años os afecta por igual. Como muchas veces nos explicáis que no os gusta la sensación de las cremas untuosas en la piel, hoy os proponemos una forma muy diferente de cuidaros, de dentro hacia fuera: la nutricosmética.

¿En qué consiste la nutricosmética?

La nutricosmética es nada más ni nada menos que el uso de alimentos y nutrientes en la creación de cosméticos que se ingieren por vía oral, aportándole a tu cuerpo un extra de salud interior que se refleja en el exterior.

Aunque muchos creeréis que sólo se usa con fines cosméticos relacionados con la piel y el rostro, los nutricosméticos tienen múltiples funciones y beneficios, ya sea para frenar la caída del cabello, para aumentar las defensas  y frenar el estrés, para reducir la celulitis, para acelerar el metabolismo y ayudar a la pérdida de peso o, claro está, para mejorar la textura y la tonalidad de la piel.

 

La que debes elegir

Como hemos visto, hay múltiples objetivos de la nutricosmética, por lo tanto, hay también muchísimos productos que dicen cumplir con estos deseos, cada uno con sus fórmulas, pero todos basándose en nutrientes, minerales, ingredientes activos o alimentos presentes en nuestra vida diaria y, muchas veces en nuestra dieta (aunque a veces tengamos deficiencia).  Hay que tener en cuenta que la formulación de esas pequeñas dosis debe ser bioasimilable para el organismo, sino, no aprovecharíamos los beneficios. Así pues, ¿cuál elegir? Te damos algunas opciones:

  1. Vitamina c: con gran capacidad antioxidante, la Vitamina C protege la piel de los radicales libres, reduce los niveles de oxidación de las células, y refuerza las defensas cutáneas frente los rayos de sol y sus efectos negativos.
  2. Omega 3: un producto muy versátil ya que controla la salud cardiovascular, nos ayuda a acelerar el metabolismo y perder peso, y es un estimulador del buen humor y estado anímico. Te recomendamos el Omega 3 del Dr. Perricone, ya que está formulado con aceite de salmón salvaje de Alaska y es libre de trigo, soja, colorantes sintéticos, aromas sintéticos, tintes y sustitutos del azúcar.
  1. Colágeno: debido al paso del tiempo, nuestra piel pierde firmeza y capacidad de sintetizar el colágeno, provocando una degradación de la dermis. Existe la posibilidad de consumirlo en formato de botellitas bebibles para ofrecerle ese extra de firmeza e hidratación a la piel.
  2. Vitamina A y Carotenos: perfectos para suavizar la textura de la piel, alisarla y engrosarla, frenando los signos del envejecimiento prematuro.
  3. Biotina: un ingrediente imprescindible para la salud y la belleza de tu cabello. Especialmente en esta época del año, se nos cae más de lo normal y se quiebra a causa del daño solar. ¡Una ayudita nunca está de más!
  4. Jalea real y equincea: seguro que os suenan, pues es el nutricosmético más popular y generalizado, ya que puedes consumirlo desde pequeño. ¿su función? Estimular el sistema inmune y mejorar tus defensas, protegiéndote de resfriados y otras enfermedades