La Terapia de Inducción de Colágeno mediante Skinneedling 

La Terapia de Inducción de colágeno es una técnica de rejuvenecimiento facial y reparación de tejidos con múltiples estudios científicos que avalan sus resultados.  Es una técnica indicada como rejuvenecimiento facial para tratar finas líneas, arrugas, cicatrices, flacidez, marcas de acné o varicela, entre otras indicaciones muy específicas que deben consultar con su especialista de piel. 

El tratamiento activa la producción de colágeno y elastina en la matriz (capa interna) a la vez que desencadena la regeneración celular y engrosamiento de la epidermis (capa externa), proporcionando una piel más tersa, lisa y luminosa.  Los resultados empiezan a ser notorios desde la primera sesión aunque se recomienda un plazo de cuatro meses para una valoración exhaustiva de los resultados obtenidos, debido a que la terapia va a seguir depositando y transformando la piel incluso meses después de la última sesión.

Fieles defensores de dicha técnica y referencias para Barnet Medical Devices y Pure Skincare respectivamente son Dr. Paul Banwell, Director de la Unidad  de Melanoma y Cáncer de piel del Hopital Queen Victoria de Londres, y Dr. Lance Setterfield, autor del “The Concise Guide for Dermal Needling-Expanded Medical Edition”. 

Existe una gran variedad de herramientas para realizar la terapia, pero la mayoría de las empresas únicamente otrogan un certificado en Microneedling, ofreciendo únicamente un curso sobre “el modo de uso” , pero sin incluir el “cómo”, “cuándo”, “porqué” y “qué” condiciones de piel tratar. Pude parecer un procedimiento sencillo, el desconocimiento en varios factores así como hacer excepciones en las reglas del procedimiento pueden dar lugar a complicaciones en el tratamiento rejuvenecedor. Muchos profesionales asisten o pagan por dichas formaciones pensando que así aprenderán todo lo que necesitan conocer para realizar el tratamiento eficazmente y con seguridad pero  meramente evidencia una demostración del tratamiento.

Habitualmente las complicaciones más comunes son resultado de:

1)   Selección de producto incompatible con la terapia

2)   Selección inapropiada de cliente

3)   Herramienta inadecuada o selección de aguja inadecuada

4)   Frecuencia de tratamiento inadecuada

Todo ello producido por una formación inadecuada y una industria que todavía no se ha regulado, aunque la buena es que la terapia del Skinneedling va a permanecer en el tiempo según los expertos en la materia, debido a los resultados que garantiza y porqué hay compañías como BARNET MEDICAL DEVICES, éticas en el desarrollo de rollers, con altos estándares de calidad cómo la implantación de la ISO 13485 y que aconsejan soluciones tópicas específicamente diseñadas para la terapia como los que ofrece Medik8.

A su vez estas empresas, proporcionan una formación completa y continuada donde se pone en conocimiento todos los procesos metabólicos que se producen en el tejido mediante la micropunción, los mecanismos de cicatrización, se limita las indicaciones y se pone en conocimiento todas las contraindicaciones absolutas o relativas del procedimiento.

Para mayor información de los centros acreditados por Barnet Medical Devices consultar www.medik8.es