Solo 2 de cada 10 personas harán click en tu titular. Escribir titulares irresistibles precisa tiempo y experiencia. Te damos 11 fórmulas prácticas para que no te ocurra eso:

 

3 pre-requisitos para un titular potente

Antes de que discutamos las fórmulas, debemos focalizarnos en una cosa más – qué debe lograr un buen titular.

Veamos:

El rol de un titular no es tan sólo atraer a alguien a tu anuncio.

Éste debe también establecer el tono para el resto del anuncio y su expectativa, e ir en consonancia con la página de destino.

Y de este modo, un titular fuerte debe:

 

Debe captar la atención del público elegido.

Suena a cliché, pero es cierto:

Al escribir los anuncios, debes enfocarte tan sólo en tu público, la gente que:

  • Necesita tu producto
  • Tiene el dinero para pagar por él
  • Está en la posición de comprarlo ahora

Muchos de los anunciantes tratan de vender a nadie en concreto.

Pero…

Los mejores anuncios son siempre los que parece que han sido escritos específicamente para ti. Cuando los lees, sientes como si alguien lo hubiera escrito sabiéndolo todo sobre ti y tus problemas.

Tu titular debe provocar ésa misma sensación a tu público.

 

También debe hacer una promesa

He aquí un truco:

A menos que el titular le diga al lector qué tiene para él, éste nunca va a leer el resto del anuncio.

Simple.

Tu titular debe hacer una promesa, una oferta que el resto del anuncio reafirmará.

 

Tiene que introducir el resto del texto.

Incluso si tu anuncio no va a ser más largo de 90 caracteres, tienes que agrupar la información para convencer al usuario de hacer click en la página de destino.

Y el titular debe servir como una introducción para el texto que sigue.

En otras palabras:

El rol del titular es vender al usuario la idea de seguir leyendo el resto del anuncio.

Entonces, teniendo estas tres características en mente, vamos a sumergirnos en las fórmulas.

Nuestras fórmulas para escribir titulares irresistibles

Empecemos por la parte fácil, fórmulas reales y recetas ya creadas que se podrían aplicar de inmediato en tus anuncios de Facebook.

1. Titulares directos

Es un mito común que, para captar la atención del usuario, el titular debe contener un juego de palabras pegadizo.

Pero nada más lejos de la realidad.

A veces, indicar la oferta o la proposición de venta directa es la forma más eficaz para que los usuarios de Facebook se den cuenta del anuncio.

Los titulares directos, como su nombre indica, van directos al grano. No tratan de ser inteligentes o ingeniosos, sino simplemente indicar qué se está ofreciendo. Por ejemplo:

  • Nueva camiseta de Superman en stock ahora!
  • Camisetas grumpy – 30% de descuento
  • Guías gratuitas de los anuncios de Facebook

Esos titulares funcionan porque no fuerzan al usuario a pensar, pero presentan la temática del anuncio de manera clara y directa.

 

2. Titulares indirectos

Los titulares indirectos funcionan del modo contrario.

Éstos atraen nuestra curiosidad natural. Leyéndolos, provocan preguntas en la mente del lector que luego quedan respondidas en el cuerpo del anuncio. Por ejemplo:

Titular: “Qué esperamos del Email Marketing”

Cuerpo: “Un curso de Email Marketing que revela cada estrategia que ha funcionado”

 

3. Nuevos titulares

Ya lo sabes:

A los seres humanos nos encantan las novedades.

Queremos saberlo todo, a todas horas.

No es una sorpresa entonces que los titulares que contienen noticias recientes funcionen, porque atraen nuestra atención.

Por lo tanto, si tienes novedades en cuanto a tu producto o servicio, anúncialo en el titular.

Quizás has incorporado un nuevo producto, o añadido alguna característica o mejorado alguna ya existente, o inventado una nueva aplicación para el producto.

Todo eso podría formar la base de un gran titular:

  1. Wunderlist es ahora Microsoft!
  2. Presentación de la nueva Omnifocus.
  3. Things para OSX. Al fin con carpetas.
  4. Ahora hacemos envíos a Canadá.

Los titulares con novedades funcionan particularmente bien cuando se usan en anuncios dirigidos a audiencias personalizadas.

Toma este titular, por ejemplo:

“Things para Mac. Al fin con carpetas.”

Sería difícil de entender en general, exceptuando que Things es una aplicación para los usuarios que tienen una falta de apoyo de aplicaciones de carpetas. Y así, apuntando el titular en los usuarios de aplicaciones actuales, seguramente daría un buen resultado.

 

4. Titulares “Cómo hacer…”

Empezar tu titular con un “cómo hacer” es sin duda una manera de captar atención.

Según Bob Bly, “muchos escritores de publicidad defienden que si se empieza con un “cómo hacer”, no hay posibilidad de escribir un mal titular. Puede que tengan razón.

Los titulares “cómo hacer” funcionan porque ofrecen una promesa de información y una solución al usuario. Por ejemplo:

  • Cómo gestionar un equipo remoto
  • Cómo hacer crecer su negocio con los medios de comunicación social
  • Cómo aumentar sus ingresos de publicidad

Estos titulares son además súper fáciles de escribir, siempre y cuando sepas qué quiere tu audiencia y has identificado los puntos fuertes, por supuesto.

 

5. Titulares en forma de pregunta

¿Sabías que las preguntas son los principales factores de influencia del cerebro?

Una buena pregunta puede despertar nuestra curiosidad y, sí, llamar la atención.

Pero para que eso pase, la pregunta debe referirse a algo con lo que el lector empatice o de le gustaría saber más.

Por ejemplo:

“¿El modo en el que usas las redes sociales te cuesta la reputación y las ventas?”

Cuando escribas titulares en forma de pregunta, asegúrate de preguntar algo que al lector le interese saber.

Pero existe también el riesgo de estar escribiendo algo sobre lo que no conocen todavía.

Esta estrategia se llama hueco de la curiosidad, y se centra en el hecho de que no somos curiosos sobre algo de lo que no conocemos.

Pero una vez descubrimos que nuestro conocimiento está plagado, inmediatamente queremos saber más.

 

6. Titulares comando

Los titulares comando les dicen a los lectores exactamente qué hacer. Empiezan con un verbo potente reclamando atención y proceden a describir qué acción debería hacer el lector. Por ejemplo:

  • ¡Apúntate ahora a este curso gratuito!
  • ¡Añádete a la lista antes de que sea demasiado tarde!
  • ¡Intenta ignorar este anuncio!

 

7. Titulares “por qué”

Esta es una de las técnicas más comunes usadas al escribir listas de títulos para artículos de blogs, pero también pueden usarse en publicidad.

Los titulares “por qué” funcionan de una manera simple – sugieren consejos o beneficios del uso de un producto o servicio.

 

8. Titulares testimonio

Ya lo sabes:

Nadie puede vender un producto mejor que un cliente.

Sus palabras son a menudo la mejor prueba para convencer a los usuarios de que tu producto o servicio ha ayudado a otros, y, por lo tanto, también podrá ayudar a otras personas.

Y, a veces, la forma más fácil de crear un titular que llame la atención es el uso de una cita directa de un cliente:

  • “[producto] me ayudó a aumentar mis ventas un 132%”
  • “Después de pasarnos a [producto] nuestra productividad nunca ha ido mejor”

Este tipo de título podría funcionar realmente bien si estás tratando de llegar a públicos similares a los que ya tienes. Presentar un testimonio de alguien similar a la audiencia objetivo haría que el anuncio fuera más relevante para ellos.

 

Estrategias

Hay ciertas estrategias que podrían ayudarte a sacar el máximo partido a las fórmulas que acabamos de exponer. Vamos a resumirlas:

 

9. Sorprender al lector

Esta estrategia funciona porque a nuestro cerebro le encanta la novedad. Al parecer, los centros de placer de nuestro cerebro se activan cuando nos enfrentamos a cosas inesperadas pero agradables. Así, la sorpresa es un factor estimulante que nos llama la atención.

 

10. Usar negativos

¿Sabías que los negativos superlativos (peor, nunca) funcionan mejor que los positivos (mejor, siempre)?

Sí.

De acuerdo con un estudio de Outbrain, los titulares en positivo funcionan un 29% peor que los negativos.

 

11. Tomar como referencia la audiencia

Seguro de que sabes muy bien cómo de importante es orientar adecuadamente tus anuncios. Seamos realistas, eso puede hacer o deshacer toda tu campaña.

Pero…

¿Sabías que también se puede destacar la audiencia en el titular y pre-calificar a tus clientes potenciales en proceso?

Simplemente debes referenciar tu público en el título del anuncio para comunicar sobre qué quieres hablar realmente.