¿Te ha pasado alguna vez estar en casa tranquilamente entreteniéndote con Instagram y ver que tu compañera de piso, amigos, familia o tu blogger favorita de belleza se ha aplicado una mascarilla casera de avena?¿Por qué lo hacen?

La belleza natural y el cuidado de la piel “Do It Yourself (DIY)” es una tendencia cada vez más conocida. Probablemente habrás visto marcas indie hablando de sus ingredientes naturales, o habrás leído algunas recetas para hacer mascarillas caseras o exfoliantes con azúcar natural.

Hay una razón creíble para esto: los consumidores están francamente hartos del uso de ciertas marcas de cosmética de ingredientes dañinos como los parabenos, ftalatos, etc. Definitivamente hay una falta de transparencia en lo que respecta a los ingredientes. Por lo tanto, los consumidores están tomando su cuidado de la piel en sus propias manos. Y para ciertos tipos de cuidado de la piel, estamos totalmente de acuerdo con el DIY. ¿Tienes ganas de hacer tu propio jabón? Ve a por ello. ¿Encontraste el aceite vegetal perfecto y natural para tu rostro? Genial, pero solo asegúrate de verificar las fechas de vencimiento. Pero para otras necesidades de cuidado de la piel -las más sofisticadas que se centran en la penetración, la resolución de problemas y la corrección-, advertiríamos que no debemos seguir la ruta del DIY. Y como marca de cuidado de la piel que quiere que sus clientes estén seguros y bien educados, queremos asegurarnos de que tengas todos los datos. Así que aquí es cuando el cuidado de la piel DIY funciona ... y cuando no.

 

El DIY para el cuidado de la piel en el cuerpo y en el baño está bien

Hay productos hechos en casa en la categoría de baño y cuerpo que tienen mucho sentido: un baño de avena, sal de Epsom, pepinos en los ojos. Estas son cosas que son divertidas y experienciales. Si deseas relajarte en un baño fragante natural o experimentar con la fabricación de tu propio jabón, está totalmente bien. Si quieres ir a la ferretería y comprar un poco de arcilla y usarla de mascarilla, también. Además, si estás interesado en ir por la ruta natural del cuidado de la piel para hidratación básica, bálsamos labiales, aceites vegetales, etc., y has descubierto que la ruta del DIY funciona muy bien para tu piel, entonces estamos contentos con eso. Concretamente para el segmento de baño y cuerpo, los productos DIY suelen ser una opción de estilo de vida. No es que vayas a obtener una mejor eficacia haciendo tus propios jabones, es más que divertido y experimental. Para resolver problemas, potencia y corrección, confía en productos comerciales.

Las cosas se vuelven un poco más interesantes cuando te introduces en el cuidado de la piel con el propósito. Si buscas resultados serios: atrasar la aparición de líneas finas y arrugas, mejorar la apariencia de las ojeras, aportar luminosidad, reducir la apariencia de poros dilatados, es mejor encontrar una marca comercial en la que confíes, y quédate con ellos. Este es el por qué: 

  • Los productos comerciales son mejores para penetración y entrega. Frotar aceites en el rostro está bien, porque tu meta allí es la hidratación. Pero si estás tratando de entregarle a tu piel un ingrediente funcional (como vitamina C, omegas, péptidos), debes saber que las marcas comerciales pueden crear emulsiones realmente efectivas (una mezcla de aceite y agua) que realmente penetrarán en la piel. El cuidado de la piel tópico clínico está optimizado para la entrega. Tu piel es una barrera sofisticada, y las emulsiones formuladas comercialmente son más capaces de penetrar esa barrera.

  • Las marcas comerciales pueden tratar con volúmenes mayores y más concentrados de ingredientes funcionales y hacerlos biodisponibles. Esto es cierto tanto para aplicaciones tópicas como para cosas que ingerirías, como un suplemento. Piensa en un suplemento de extracto de arándano: si estás tratando de obtener más beneficios de los arándanos en tu dieta, puedes comer 10,000 arándanos, o puedes tomar un suplemento todos los días. Lo mismo aplicado para muchos otros ingredientes: cúrcuma, péptidos, lo que sea. Podemos acceder a versiones altamente concentradas de los ingredientes que buscamos. Eso es algo que no puedes recrear en casa. Otro ejemplo es el retinol. Puedes encontrar retinol en el hígado o en vegetales de hojas verdes. Pero si estás pensando en hacer puré de espinacas y aplicarlo en toda tu cara, eso no te dará los resultados que realmente necesitas. Las marcas comerciales no solo pueden acceder a las concentraciones más potentes de retinol, sino que también pueden asegurarse de que lleguen a la piel. La palabra para eso es "biodisponible".

  • Las marcas comerciales tienen acceso a ingredientes sintéticos beneficiosos. Los ingredientes sintéticos a los que nos referimos son cosas como los péptidos de diseño, los tripéptidos de cobre o el éster de vitamina C. La vitamina C Ester, por ejemplo, es solo un derivado de la vitamina C que permite que la vitamina C penetre en la capa superficial de la piel de manera mucho más efectiva, por lo que es mucho más biodisponible. Lo que las marcas comerciales pueden hacer en sus laboratorios es modificar las moléculas naturales para hacerlas más biodisponibles o más potentes. Además, muchos de los ingredientes que estamos usando son realmente especializados y no se pueden encontrar en la naturaleza en cantidades apreciables. No puedes recrear esos ingredientes funcionales en casa.

 

Cuando recurras al cuidado de la piel DIY, ten cuidado con las bacterias, los agentes patógenos y los alérgenos.

Hay una advertencia importante que queremos hacer sobre el cuidado de la piel DIY, incluso si está en la categoría de baño y cuerpo. Sé muy consciente de los agentes patógenos, bacterias y alérgenos. El cuidado de la piel DIY está bien si todos los ingredientes son frescos. Si usas alimentos, ya sea un pepino o aceite de oliva, recuerda que esas cosas tienen una vida útil muy limitada. Si te vas a untar el yogur con la espuma en la cara, y ese yogurt se ha caducado, y tienes un corte en la cara, podrías tener una infección. La siguiente parte es un poco matizada, pero es esencialmente esta: el hecho de que un alimento sea seguro para comer no significa que sea seguro aplicarlo sobre la piel. Tu sistema digestivo está diseñado para tolerar las bacterias. Tu piel no. Entonces puedes comer algo y estar bien, pero enfermarte si lo aplicas a tu piel. De manera similar, existen estándares en la industria alimentaria sobre qué nivel de bacteria es "aceptable" y puede estar en la comida. Esos estándares para alimentos son mucho más bajos que los estándares para productos tópicos y cosméticos. Entonces, si tu barrera cutánea está comprometida y le estás poniendo comida, siempre hay un riesgo.

Finalmente, ten cuidado con los alérgenos. Cualquier marca respetable realizará pruebas de seguridad de sus productos para asegurarse de que nadie sea alérgico a sus ingredientes. Utilizarán la preservación adecuada para que no exista la posibilidad de que en el producto crezcan bacterias patógenas, levaduras o moho que terminen por infectar la piel. Estos son todos los estándares que experimentamos como industria. Y aun así, siempre recomendamos realizar un test para asegurar que no se produzca una reacción antes de aplicarlo en toda la cara. Usa esa discreción con los productos DIY para el cuidado de la piel también. 

Cómo encontrar una marca comercial de confianza 

La industria del cuidado de la piel en general tiene la culpa de la falta de transparencia cuando se trata de productos e ingredientes. Claro, algo de esto se debe a las reglas y regulaciones que restringen lo que podemos decir, pero es nuestro trabajo educar mejor a nuestros clientes sobre lo que están poniendo en su cuerpo.

Si te sientes intrínsecamente escéptico de las marcas comerciales, debes buscar una marca que se relacione contigo. La educación del mercado de masas sobre los ingredientes requiere zambullirse en una gran cantidad de jerga química y nomenclatura. Una de las razones por las que las marcas no hablan es que puede ser realmente complicado, y no es necesariamente información en la que todos estén interesados. Pero si estás interesado, comprueba si hay alguna forma de llegar a la marca y preguntarle a un especialista en cuidado de la piel. 

En Perricone MD, por ejemplo, estamos más que felices de tener esas conversaciones contigo. Sin embargo, al final, encontrar una marca comercial que funcione para ti se reduce a la confianza. Siempre haremos nuestro mejor esfuerzo para crear una narrativa en torno a nuestros productos que sea convincente y fácil de entender. Y siempre tomaremos el paso adicional para involucrar a los clientes que tienen más curiosidad sobre nuestros ingredientes y nuestro proceso. Ya sea que estés buscando una solución DIY para el cuidado de la piel o necesites resolver un problema grave, comunícate con nosotros. Para eso estamos aquí.