¿ES EL HIDRÓGENO EL SECRETO DE LA ETERNA JUVENTUD?

Desde los 80, el retinol ha sido la mejor solución para la belleza. Aunque Dr. Perricone cree que el aprovechamiento del hidrógeno es mucho más eficaz combatiendo las arrugas. Te contamos porqué:

El Hidrógeno es la molécula más pequeña y la mas básica, la cual representa el 90% de la materia del universo. Conocida como la fuente más prometedora de carburante “limpio” del PLANETA, y se le ha otorgado los beneficios  antiinflamatorios, sin rival.

 

La Historia Curativa del Hidrógeno

Beber e incluso bañarse en agua hidrogenada ha sido durante mucho tiempo la obsesión japonesa, quienes le encomiendan sus propiedades curativas y rejuvenecedoras. Conocido como SHin’nooru, es tan popular que compañías como Panasonic, venden máquinas que permiten enriquecer el agua con hidrógeno en casa. Un reciente Estudio Japonés en el “Journal de Photochemistry and Photobiology” confirmó lo que los autóctonos habían estado predicando durante años y encontraron que bañarse en agua hidrogenada cada día durante 3 meses podía reducir las arrugas del cuello. De forma similar, un grupo control de Fibroblastos humanos dañados con UV (células responsables de producir colágeno en la piel) mostraron un incremento por dos en la producción de colágeno después de ser sumergidos en agua hidrogenada durante 72 horas. 

 

Aún siendo los líderes en la innovación cosmética, los japoneses no han conseguido utilizar el hidrógeno en la cosmética. El proceso es difícil ya que no se puede llenar una loción con hidrógeno y esperar que sostenga su eficacia.

Aún así, el dermatólogo americano y fundador de la marca, Dr. Perricone, ha inventado una innovadora tecnología llamada H2 Energy Complex, la cual no sólo mantiene el hidrogeno estable en cosmética, sino que además proporciona niveles de la molécula en la piel que son 100 veces superiores comparado con su ingesta. Dr. Perricone cree que esto marca un hito revolucionario en la prevención del envejecimiento.

 

Cómo revierte el reloj el hidrógeno

 

El hidrógeno funciona afectando positivamente la regulación de los genes, la expresión genética, y silenciando los genes negativos” explica Dr. Perricone. “Es una molécula altamente inteligente porque sus superpoderes aintiinflamatorios trata y neutraliza los radicales libres causantes de la inflamación, los cuales son causados por estrés, falta de sueño, polución y rayos UVA y UVB.”

Porque el hidrógeno es la molécula más pequeña del mundo, traspasa fácilmente a través de la membrana celular, por lo que es capaz de abrirse camino hacia la mitocondria (las centrales de energía de las células de la piel), y es capaz también de penetrar el núcleo de la célula donde se almacena el ADN. Una vez allí, es capaz de neutralizar y reducir los radicales libres vinculados al envejecimiento.

La resistencia real del hidrógeno es que es capaz de regular “las moléculas mensajeras”, las cuales en esencia indican a las células que produzcan cientos de enzimas antioxidantes que contrarrestan los radicales libres. En palabras más sencillas, el hidrógeno motiva a las células para que se conviertan en un factor antioxidante.

 

Porqué el hidrógeno supera la Vitamina A

No hay duda de que los retinoides que se prescriben muestras mejoría clínica, dice Dr. Perricone. Los Retinoides trabajan creando inflamación y enviando a la piel a modo reparación, lo cual fuerza a la piel a producir colágeno. “Son muy poderosos porque van directamente al ADN y sobrerregulan ciertos genes” añade. No nos sorprende esta afirmación, porque Dr. Perricone aboga por ingredientes antiinflamatorios, como el hidrógeno, cuando se trata el envejecimiento prematuro.